FERTILIDAD Y EMBARAZO

LA FERTILIDAD

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la infertilidad como una enfermedad del sistema reproductivo que nos incapacita de concebir tras 12 meses o más de relaciones sexuales sin protección. Esta enfermedad aqueja a una de cada diez parejas, quienes ante el inconveniente de no poder ser padres podrían caer en depresión.

 

Antiguamente la infertilidad era tratada como un mal que solo afectaba a la mujer, posteriormente, investigaciones afirmaron que los hombres también podrían ser parte del problema, por lo que uno de cada tres casos de infertilidad se debe al hombre. Mientras que un porcentaje menor atribuye las causas de infertilidad a factores ambientales o al estrés diario.

 

Infertilidad femenina

 

En el caso de la mujer, la infertilidad se puede deber a una infección por Clamydia, es decir, deformación y obstrucción de las trompas de Falopio; endometriosis que consiste en la presencia irregular de las células del endometrio fuera del útero, que impide desarrollo del ciclo reproductivo femenino. Otro problema puede la obstrucción tubaria que impide el paso del óvulo desde las trompas hacia el útero para ser fecundado.

 

Estos son solo algunos de los problemas patológicos o físicos que pueden provocar infertilidad en la mujer.

 

Infertilidad masculina

 

En este caso, el factor más común es la baja concentración de espermatozoides, ya sean por problemas de descenso de los testículos, erección, eyaculación precoz, infecciones, enfermedades como varicocele que afecta la formación de espermatozoides, enfermedades de transmisión sexual, radiación o simplemente causas desconocidas.

 

Ante estos problemas fisiológicos o físicos, que provocan infertilidad en la pareja, nuestra institución brinda los más efectivos tratamientos médicos para cumplir con el anhelado sueño de nuestros pacientes: ser padres.​​