top of page

CANCER DE MAMA, LAS 10 PREGUNTAS MAS FRECUENTES


Trasmitir la enfermedad a los descendientes, las secuelas físicas o la posibilidad de recaída son algunas de las preguntas más frecuentes que la paciente de cáncer de mama hace a su oncólogo en consulta. Preguntas tales como:


1. Mi cáncer ¿se hereda?


A pesar de ser el principal temor, sólo en un pequeño porcentaje – entre el 5 y el 10% de los casos – se hereda un cierto riesgo de susceptibilidad. El oncólogo recoge los antecedentes familiares cuando realiza la historia clínica y, si existe sospecha, informa a la paciente de los pasos a seguir.


2. ¿Me van a hacer una mastectomía?


La mastectomía no siempre es necesaria y, en caso de serlo, hoy contamos con cuatro tipos, en función de las características de cada tumor. El diagnóstico precoz también ha contribuido a que los tratamientos sean cada vez menos invasivos y las cirugías menos agresivas.


3. ¿Cuándo debo plantear la reconstrucción?


La reconstrucción mamaria no es un capricho estético, ni un peligro innecesario: una de las finalidades que tiene es restaurar la imagen corporal de la mujer, lo que ayuda a enfrentarse de forma más positiva a la enfermedad. Para la mayoría de pacientes, la reconstrucción implica dos o tres procesos quirúrgicos, aunque en ocasiones es posible hacer la reconstrucción inmediata, en el mismo acto de la mastectomía.


4. ¿Se me va a caer el pelo?


La mayor parte de las quimioterapias empleadas en cáncer de mama producen alopecia, por el efecto nocivo que tienen sobre el folículo piloso. Suele ocurrir en torno a las tres semanas del inicio del tratamiento y puede afectar a cejas, pestañas, vello axilar y púbico y, en algunos casos, a las uñas.


5. ¿Podré teñirme el pelo cuando vuelva a salir?


El pelo vuelve a crecer entre dos y tres meses después de haber finalizado el tratamiento. La mayoría de las veces el pelo es más denso, rizado y canoso que antes del tratamiento, y se puede teñir, aunque en los primeros meses se debe evitar el uso de tintes que contengan amoníaco.


6. ¿Qué es el ganglio centinela?


La técnica del ganglio centinela consiste en inyectar en el tumor una molécula teñida con contraste, que se comporta como una célula maligna, y viajará hacia la primera estación ganglionar. Si al extirparla, no se encuentran células malignas, el riesgo de diseminación a otros ganglios será mínimo, por lo que no será necesario extirpar el resto de ganglios –linfadenectomía-.